cocina mexicana

 

guacamole nachos caseros quesadillas de jamón y queso arroz a la mexicanaaa pico de gallo ensalada cesar tortillas de maíz tortillas de trigoo tamales de chancho

El 16 de noviembre de 2010, la Unesco reconoció a la gastronomía mexicana como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. La cocina mexicana es una cocina amplia en sabores, olores, texturas y colores, muy elaborada y generosamente condimentada con especias, picantes y salsas. No obstante, y al contrario de lo que se cree, la comida mexicana no es de por sí picante. Es el comensal quien decide si añadirle o no picante a su plato y con qué intensidad. 

Aunque actualmente existen restaurantes mexicanos por todo el planeta que contribuyen al enriquecimiento de la cocina de muchos países, la cocina tradicional de México se ha visto influenciada desde hace siglos por otras cocinas, como la centroamericana, la española, la africana y la asiática.

Si consideramos el cultivo del maíz como el origen de la cocina mexicana, entonces ésta surge hace unos 7.000 años, dando lugar al asentamiento de pueblos en Centroamérica.

El maíz como base alimentaria fue fundamental en la sociedad azteca (s. XIV a XVI) y sigue siéndolo hoy en día tanto en México como en muchos países centro y sudamericanos.

En sus inicios, las técnicas de manipulación del maíz consistían en la obtención del almidón para convertirlo en masas y en la cocción al vapor para elaborar tamales o al horno de tierra. Actualmente, la forma más extendida de consumir el maíz es a través de las famosas tortillas, que permiten la elaboración de muchos platos típicos de México, como los burritos, los tacos, las flautas, las fajitas, las quesadillas

Antes de la llegada de los españoles a tierras mexicanas, la alimentación indígena se limitaba al consumo de vegetales como maíz, chile (con diferente intensidad de picor: desde el chile morrón sin grado de picor al chile habanaro considerado actualmente uno de los chiles más picantes del mundo), calabaza, cacao, tomate, aguacate…; la caza de insectos (mariposas, gusanos, hormigas…) y sus larvas, reptiles, peces, ardillas, aves…; y la ganadería de pavos, perros (itzcuintlis)…

La cocina española aportó a la mexicana: ganadería de animales desconocidos hasta entonces en América, principalmente, de cerdo, vaca, oveja; cereales como el arroz, el trigo; y especias.

Con su independencia, México atrajo la entrada de otras cocinas europeas, y también de la cocina asiática y la estadounidense.
Son considerados platos típicos mexicanos: las tortillas de maíz, las tortillas de trigo, los atoles (bebida dulce de maíz aromatizada con cacao, vainilla, canela…), los antojitos (tamales, quesadillas, tacos, burritos, flautas, fajitas, enchiladas…), el guacamole, los nachos, los frijoles, el arroz a la mexicana, el pico de gallo  y, por supuesto, el mole.

Existen decenas de moles y cada uno de ellos puede contener centenas de ingredientes; no obstante, los más frecuentes son: semillas de sésamo, chocolate, almendras, pepitas de calabaza, chiles, pasas, tortillas y pan blanco).

En cuanto a bebidas, las más populares son: el tequila (se obtiene de la fermentación del agave, una planta de aspecto similar al cactus),  y la margarita (bebida elaborada con tequila, zumo de limón y triple seco), el mezcal (también se obtiene de la fermentación del agave, al que en algunos tipos de mezcal se le añade un gusano de agave), la michelada (bebida hecha con cerveza, jugo de limón, sal y una mezcla de salsas), el pulque (se obtiene de la fermentación del jugo del maguey, otra planta de aspecto similar a un gran cactus), la cerveza (muchas veces con un rodaja de limón en la boca de la botella, según se dice para limpiarla de posibles bacterias), las aguas frescas de frutas  o granos (tamarindo, horchata, Jamaica, sandía, melón, mango, limón, naranja…).

Aunque en la actualidad hacen comidas más ligeras, tradicionalmente los mexicanos repartían su alimentación diaria en cuatro comidas. Los desayunos mexicanos son fuertes: quesadillas, tamales, carne… Los almuerzos abundantes: sopa, guiso con guarnición, tortillas y agua fresca, postre o dulce, café y copa. Las meriendas dulces o caprichosas, es decir, chocolate o antojitos. Las cenas contundentes: lo mismo que en el almuerzo, o un plato de carne asada.

choclo abierto ajis chombos zapallo guacamole ingr

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s